Compartir

   

Preguntas Frecuentes

¿Quiénes tienen derecho a la restitución de tierras?

Las personas propietarias, poseedoras de predios o explotadoras de baldíos que hayan sido o sean víctimas del despojo o abandono forzado de sus tierras a causa del conflicto armado, desde el 1 de enero de 1991 hasta el 10 de junio de 2021, independientemente de si se encuentran o no en territorio colombiano.

¿Qué es la Restitución de Tierras?

Es el derecho que tienen las víctimas a que se les devuelva su predio cuando este fue despojado o abandonado causa del conflicto armado. Es de resaltar que la restitución no depende de si quien reclama tiene títulos o no. La Ley de Víctimas no solo busca devolver la tierra con su respectivo título de propiedad, sino también mejorar las condiciones socioeconómicas de las personas restituidas para que tengan una vida más digna. La restitución de tierras es una parte de la reparación integral de la Ley de Víctimas. Es importante tener en cuenta que la restitución no implica el retorno.

¿Quién recibe las solicitudes de restitución?

La Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras Despojadas atiende todos los requerimientos de información y solicitudes para la restitución de tierras. En el exterior, los funcionarios de los consulados entregan información básica acerca del proceso de restitución, pero las solicitudes las recibe la Unidad mediante conexión desde los consulados. Así se inicia la primera parte del proceso de restitución, la etapa administrativa.

¿Quiénes son los encargados de decidir si un predio es o no restituido?

La decisión de restituir las tierras solicitadas la toman los jueces y magistrados de restitución de tierras en la segunda etapa del proceso, la etapa judicial.

¿Cuál es el procedimiento actual para atender las solicitudes de restitución?

El solicitante debe acercarse al consulado más cercano a su lugar de residencia, en donde los funcionarios del consulado le explicarán los aspectos básicos de la restitución de tierras. Si la persona decide presentar la solicitud, se agenda una cita con la Unidad de Restitución de Tierras en Colombia y se presenta la solicitud por medios virtuales. La persona deberá responder a las preguntas formuladas por el profesional de la Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras que lo atienda por estos medios de manera veraz, además de relatar con la mayor claridad y precisión posible los hechos referidos al despojo o abandono de tierras del cual fue víctima. De la misma manera, debe presentar los soportes documentales que respaldan sus afirmaciones, si los tiene, en copia simple para que sean escaneados. Acto seguido, el solicitante debe firmar el formato que, con la información anterior, pone a su disposición el funcionario del consulado, después de haber sido remitido por la URT. Por último, debe recibir el desprendible con el número de identificación de la solicitud.
Nota: La Unidad de Restitución de Tierras no se hace responsable por la información suministrada y/o recibida por personas diferentes a las autorizadas.

¿Cuándo se inician los estudios para determinar si un predio puede o no ser incluido en el Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas?

En el proceso de restitución, es necesario que los predios solicitados sean inscritos en el Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas, para poder pasar a la etapa judicial y, finalmente, ser restituidos si el juez o magistrado así lo considera. Los estudios iniciales para determinar si una solicitud ingresa o no al Registro se inician cuando la zona en la que se encuentra el predio es microfocalizada. Una zona microfocalizada es un área donde la Unidad de Restitución de Tierras y el Ministerio de Defensa encuentran condiciones adecuadas para adelantar la restitución, porque la zona es segura y el posible retorno sería en condiciones de dignidad.

¿Qué es el despojo?

Es una acción que emplean los grupos armados, sus representantes o incluso oportunistas, para lograr que los legítimos propietarios, poseedores u ocupantes de los predios vendan, entreguen o desocupen la tierra aprovechando el contexto y vulnerabilidad. El despojo de la tierra se logra a través de negocios jurídicos, actos administrativos, sentencias y la ocurrencia de delitos. Sin embargo, esto no es obstáculo para que los jueces, a través de los nuevos mecanismos que les da la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, les devuelvan a sus verdaderos dueños los predios que perdieron.
Casos frecuentes de despojo ocurren cuando las personas se ven obligadas a vender a precios muy bajos debido a las circunstancias de violencia, por presiones o cuando, para lograr la trasferencia del bien, se falsifican firmas o documentos, incluso con la participación de funcionarios corruptos.
Otro caso de despojo ocurre cuando el Incoder (antes Incora), le adjudicó o le dio un terreno a una persona y presumiendo que esta dejó abandonado el predio, se lo quitó mediante la figura de caducidad administrativa o condición resolutoria y lo adjudicó a otra persona. El despojo también se presenta mediante sentencias judiciales que adjudicaban tierras a personas diferentes al poseedor bajo la figura de prescripción adquisitiva.

¿Qué es el abandono forzado?

Es la situación en la cual la víctima se ve obligada a dejar sus tierras para proteger su derecho a la vida, libertad e integridad suya y de su familia, razón por la cual se ve impedida para usar y explotar su predio.

¿Si una persona quiere hacer efectivo su derecho a la restitución, debe estar inscrita en el Registro Único de Víctimas (RUV)?

No. No es obligatorio que la víctima esté inscrita en el RUV. Lo que sí es un requisito para la restitución es que el predio se encuentre inscrito en el Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas. El término para presentar la solicitud de restitución está establecido en la ley y es de 10 años.

¿Qué significa que en el proceso de restitución se invierte la carga de la prueba? ¿En estos casos la víctima no tiene que aportar pruebas?

En el proceso de restitución de tierras la carga probatoria estará en cabeza del presunto despojador; es decir, será el victimario el que deberá demostrar que adquirió el predio de buena fe y no se le pedirá a la víctima que compruebe el despojo.

¿Qué pasa con aquellas personas que actuaron de buena fe exenta de culpa?

Aquellos que compraron de buena fe exenta de culpa tendrán que entregar el bien a ser restituido y serán compensados. Se dice que una persona actuó de buena fe exenta de culpa si tuvo conciencia de obrar con honestidad, lealtad y rectitud en un negocio, así como con la seguridad de haber empleado todos los medios para saber si a quien le compraba era el legítimo dueño, que pagaba el precio justo y que el predio no había sido despojado o abandonado por la violencia.

¿Qué pasará con las personas que se aprovecharon del desplazamiento forzado o que actuaron de mala fe y que aún se encuentren en el predio?

Deberán devolverlo y podrán tener sanciones. Además no se les reconocerá compensación

¿Quiénes son propietarios(as) y cómo se acredita dicha condición?

Son aquellas personas que tienen una escritura pública, una resolución del Incoder (antes Incora) o una sentencia de un juez que luego fue registrada ante las Oficinas de Registro de Instrumentos Públicos. Es decir, para que una persona sea propietaria debe cumplir dos requisitos: tener un título y registrarlo.

¿Quiénes son poseedores(as) y cómo se acredita dicha condición?

Son las personas que se creen y actúan como dueñas de un predio y por tanto lo usan, explotan o incluso arriendan a otros, pero no tienen el título de propiedad y/o el registro del título ante la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos. Para demostrar la posesión son útiles la cartaventa, el contrato de compraventa, los vecinos que han sido testigos del tiempo de la posesión del predio, así como los recibos de pago de servicios públicos, de impuestos prediales, los contratos de arrendamiento en que el poseedor obre como arrendador, o cualquier otro que sirva para demostrar la vinculación directa con el bien.

¿Quiénes son ocupantes y cómo se acredita dicha condición?

Son las personas que viven o explotan directamente un terreno baldío. Los terrenos baldíos son aquellos que pertenecen a la Nación, razón por la cual el Estado, a través de Incoder, puede adjudicarlos. Para que una persona tenga derecho a que se le adjudique un terreno baldío debe haber trabajado la tierra por lo menos durante cinco años.
La ocupación se puede demostrar con recibos de pago de servicios, facturas de compra de insumos, cartaventa o, en general, con pruebas dirigidas a indicar la explotación del terreno. También son útiles testimonios de testigos y documentos que pueden servir para demostrar la ocupación. La ocupación debe hacerse de manera personal, no es válida la explotación que se hace por medio de otras personas.

¿Qué pasa con las cuentas pendientes de servicios públicos, los impuestos prediales, créditos y préstamos en relación a los predios que van a ser restituidos?

La ley señala que las entidades territoriales establecerán mecanismos para aliviar o, incluso, exonerar deudas relacionadas con impuesto predial, tasas, contribuciones y otros impuestos que cobran los municipios y distritos. Igualmente, la ley ordena la creación de un programa de condonación o perdón de deudas de servicios públicos domiciliarios relacionadas con la prestación de servicios y deudas con el sector financiero existentes al momento del despojo o abandono forzado. debe hacerse de manera personal, no es válida la explotación que se hace por medio de otras personas.

Si los padres ya fallecieron y ellos abandonaron o les fue despojado un predio, ¿pueden los hijos acceder a la restitución?

Sí. Los herederos de personas que hayan muerto o se encuentren desaparecidas y que fueron despojadas o tuvieron que abandonar sus predios tienen derecho y, por lo tanto, pueden iniciar el proceso de restitución.

¿Qué pasa si se presentan hechos falsos al momento de presentar el proceso de restitución?

Las personas que pretendan hacerse pasar como víctimas y engañar al Estado con falsas pruebas, podrían ir a prisión entre 5 a 8 años. Los funcionarios que apoyen el registro fraudulento y las personas que se opongan dentro del proceso de restitución mediante medios o pruebas falsas también tendrán las mismas sanciones penales.

Si en los papeles del predio aparece solamente uno de los cónyuges, compañero o compañera permanente, ¿el otro puede solicitar la restitución?

Sí, siempre y cuando el solicitante de la restitución fuese la persona con quien se convivía al momento en que ocurrieron los hechos o amenazas que ocasionaron el despojo o el abandono forzado, y si el predio fue adquirido por la pareja durante el matrimonio o la unión libre (unión marital de hecho), porque se entiende que tienen igual derecho sobre el predio.

Si no se tenían legalizados los documentos del predio, ¿al restituirse se entrega en las mismas condiciones?

Preferiblemente no. La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras busca que las personas a las que se les restituye un predio tengan la seguridad de no perder nuevamente sus tierras (garantía de no repetición). Por esto se buscará siempre que las personas al final del proceso tengan los títulos de propiedad a su nombre. La sentencia de restitución constituye título de propiedad.