15 años del Plan Colombia

Se concibió como una alianza estratégica entre Colombia y Estados Unidos para luchar contra el narcotráfico en busca de fortalecer la institucionalidad, recuperar la seguridad y consolidar el desarrollo social en el país.

El acuerdo fue establecido en el año 2000 entre el Gobierno de Colombia, en cabeza del expresidente Andrés Pastrana Arango, y el de los Estados Unidos, durante la administración del presidente Bill Clinton.

El ‘Plan Colombia’ ha contado durante 15 años con apoyo bipartidista en el Congreso de Estados Unidos para coordinar planes y destinar recursos para fortalecer el sector Defensa de Colombia. La finalidad: consolidar a Colombia como un lugar seguro y próspero.

Esto requirió del Gobierno de los Estados Unidos una inversión de cerca de 10 mil millones de dólares. A su turno, el Gobierno colombiano invirtió cerca de 131 mil millones de dólares.

Estos esfuerzos se tradujeron, principalmente, en el fortalecimiento de las capacidades de inteligencia e investigación criminal de las Fuerzas Militares y de Policía, que permitieron debilitar tanto las redes del narcotráfico como los grupos al margen de la ley.

Además, permitieron mejoras en la capacidad operativa de las fuerzas de defensa nacional que se reflejaron, entre otros, en un aumento de la movilidad aérea - Colombia pasó de tener 35 helicópteros en 1999 a más de 200 en 2014- y del pie de fuerza.  Desde 2003, las Fuerzas Militares han crecido en más de 50.000 uniformados y la Policía Nacional ha hecho lo propio con más de 80.000 nuevos miembros.

También en el marco del ´Plan Colombia’ se crearon centros de entrenamiento y capacitación de las Fuerzas Armadas tanto en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario como en profesionalización de soldados en batallones de contraguerrilla, antisecuestro y fuerzas especiales.

Como efecto de la especialización de las autoridades en el desarrollo de métodos para detectar el tráfico de cocaína  aumentaron las incautaciones de este estupefaciente.   Al comparar las cifras del comienzo del plan con las más recientes es evidente el enorme avance. En el 2000 había más de 163.000 hectáreas cultivadas con coca en Colombia mientras que el informe de 2014, de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, habla de 69.000 hectáreas. Más allá de la recuperación de la seguridad y de los golpes contra el narcotráfico, el 'Plan Colombia' buscó implementar estrategias de inversión social para apoyar a la población vulnerable. Estas se tomaron junto con medidas de desarrollo económico regional que permitieron que Colombia hoy lidere el crecimiento económico en América Latina y que tenga la tasa de homicidios más baja en 35 años.